Capítulo 3- 22 de Junio

¡Ya estoy de vuelta! Siento haber estado tanto tiempo desaparecida pero entre los exámenes finales, el comienzo de las vacaciones y la falta de inspiración no he tenido la oportunidad de pasarme mucho tiempo por aquí. Pero ahora que he vuelto os informo que pienso empezar a subir capítulos como una loca así que poneros al día rápidamente por que vengo cargada con ideas para todas las historias.
Por cierto quiero felicitar al extraordinario trabajo que están haciendo Alina y Lydia con el Club de Fans de ADPI seguid así chicas, y otra cosa mas, en breves os enviare un correo con una sorpresa para el blog.
De momento os dejo el tercer capitulo de esta pequeña historia, ¡disfrutadlo!

22 de Junio- Capitulo 3
Abro los ojos, me noto las piernas entumecidas así que las estiro todo lo que puedo y luego hago un ademán de levantarme, tardo almenos diez minutos en conseguirlo. Cuando por fin estoy en pie me acerco a la ventana, como tengo aire acondicionado siempre la tengo cerrada, cruzo los dedos y pienso "que haga sol, por favor que haga sol" corro las cortinas y ¡si! Hace un sol espléndido.
Me giro sonriente, hasta que veo mi cuarto, la ropa esta por fin en el armario, en la mesilla solo hay un despertador que marca las once y las paredes amarillo palo están totalmente desnudas, "esta tarde pienso darle vida a este sitio" pienso. Pero de momento lo único que hago es salir y dirigirme a la cocina.
Al entrar espero encontrarme a mi madre metiendo bocadillos en la bolsa de playa y el olor a crema protectora impregnando el aire, pero en su lugar solo encuentro una cocina totalmente ordenada y una nota encima de la mesa. Me acerco y la cojo.
"Nora, tu padre y yo nos hemos levantado pronto y al ver el tiempo que hacía hemos decidido ir a la playa a coger sitio y así dejarte dormir, búscanos y si no nos encuentras llámanos al móvil.
Mama"
Me doy la vuelta y me dirijo volando a la habitación de nuevo, abro el armario, y cojo un buen bikini, o al menos uno que me quede mínimamente bien, el rojo. Me lo pongo rápidamente y pienso en ponerme la crema, pero entonces me lo pienso una segunda vez y cojo directamente mis cosas para salir por a puerta principal, ya me pondré crema en la playa.
La playa no está muy lejos, tan solo a unas cuantas calles del apartamento, llego allí en apenas cinco minutos escasos y ya estoy casi sudando, hace un calor de mil demonios, en cuanto llego a la playa abro unos ojos como platos, esta llena, totalmente llena. Me quito las chanclas y camino sobre la arena, quema, y mucho, ¿como puede ser? ¡solo son las once y media!
Camino alrededor de unos veinte minutos y estoy apunto de sacar el móvil cuando veo a mi madre haciéndole mímica a mi padre con tal de señalarle como colocar la sombrilla para que no le de el sol. Me acerco hasta ahí.
-¡Hola cariño!-Exclama mi madre cuando me ve acercaría y dejar caer la bolsa al lado de su toalla. Yo, sin poder articular palabra me quito la camiseta y los shorts a toda prisa.-¿Has dormido bien?
-Muy bien mamá, me voy al agua que no puedo más.
Después de eso salgo corriendo hacia la orilla y hago caso omiso de las exclamaciones de mi madre gritando "¿Te has puesto crema?" Por el camino casi me como una sombrilla y un niño pequeño pero finalmente consigo llegar al mar sin altercados.
Tan pronto como el agua me llega por las rodillas me zambullo de cabeza dejando que el agua recorra todo mi cuerpo y me refresque para después salir de nuevo a la superficie, abro lo ojos que me pican ligeramente pero sin hacer caso ninguno vuelvo a zambullirme en el agua.
Cuando vuelvo a salir me aparto el pelo de la cara hasta que algo me golpea en el omóplato, antes de girarme ya se lo que es, me doy la vuelta y la veo; una pelota blanca, normal, de playa, la cojo.
-¡Hey!-Alzo la vista, a solo unos metros hay un grupo de chicas, son cinco, dos rubias, una pelirroja y dos morenas.-¿Me la pasas?
La chica pelirroja me hace un gesto con las manos mintras me habla. Sin pensarlo le lanzo la bola y la chica la coge en el aire, se va a girar pero se detiene.
-¿Quieres jugar?-Yo miro al grupo, todas me sonríen, la verdad es que parecen ser agradables y teniendo en cuenta que me voy a pasar dos meses en este lugar no me vendría mal tener un grupo de amigas con el que pasar el rato, de modo que me encojo de hombros y digo:
-Claro, ¿a que jugáis?
-A,e,i,o,u, ¿lo conoces?-Es la chica rubia la que me contesta, yo me dedico a asentir y entonces empezamos a jugar.
Es un juego sencillo, los jugadores se disponen formando un círculo y tienen que pasarse la pelota sin que esta caiga al agua nombrando cada una de las vocales en cada golpe, al llegar a la "o" el jugador que golpea tiene que rematar la pelota con la intención de darle a otro jugador.
Primero me dedico a pasar la bola, me toca la "e", la "i" y alguna vez la "a" hasta que la chica morena golpea la bola diciendo "o" y la pelota se dirige a mi, no me queda otro remedio, esta a una altura perfecta, de modo que salto y remato la bola con la base de la palma de la mano mientras digo "u". La pelota sale disparada hasta la cabeza de la chica rubia que por la fuerza del golpe cae al agua.
Corro en su dirección en cuanto saca la cabeza, la agarro del ante brazo para ayudarla a levantarse.
-Lo siento muchísimo-digo-¿estás bien?
-Si, si, no te preocupes, suele pasar.-La rubia me sonríe, tiene los ojos azules celeste, no es que me vayan las chicas, pero la chica es impresionante.
-Creo que deberíamos dejarlo un rato e ir a tomar un poco el Sol.-Dice la pelirroja, todas asienten y yo empiezo a pensar que es ella la que lleva la voz cantante en el grupo.
Todas salimos del agua y cuando voy a desviarme para volver junto a mis padres la pelirroja me detiene.
-Espera, ¿como te llamas?
-Nora.
-¿Quieres venir con nosotras, Nora?
-Claro,-respondo-si me esperáis cojo mi toalla.
Sin esperar me doy la vuelta y corro de esa manera ridícula que se corre cuando se corre por la playa y los pies se hunden en la arena caliente hasta llegar a la sombrilla donde mis padres toman la sombra.
-Papá, mamá, nos vemos en casa a la hora de comer.-Les informo mientras agarro todas mis cosas.
-¿Dónde vas?-Pregunta mi padre por encima del puente de sus viejas gafas de Sol.
-He hecho unas amigas, luego os veo.
Antes de darles tiempo a decir nada más vuelvo al lugar donde estaba el grupo, todas siguen ahí, cambiando el peso de una pierna a otra por que la arena quema. Cuando llego a su altura me sonríen y se giran.
-Por cierto, me llamo Judith.-Dice la pelirroja, luego se gira y me señala a la rubia.-A la que casi le vuelas la cabeza se llama Maite.-Asiento, ruborizándome.-Las otras son Carlota-la otra rubia-, Miriam-morena- y Noelia-también morena.
-No se si podré acordarme de todos dentro de cinco minutos.
-Tómate tu tiempo.-Ambas reímos y nos tumbamos junto a las otras chicas en nuestras respectivas toallas.
La siguiente media hora nos la pasamos jugando a las cartas, una partida tras otra, primero al mentiroso, luego al poker, al black jack, apostando con montoncitos de arena, hasta que finalmente nos hartamos y tiramos las cartas en el centro.
-Y dinos Nora-dice Maite-¿has conocido a algún chico?
-Venga ya Maite-la interrumpe Carlota-lleva aquí cuanto, ¿dos días?
-La verdad es que si que he conocido a uno.-Digo antes de que la conversación siga su curso.
-¡Que rápida!-Exclama Judith.-¡Cuéntanos! ¿Quién es?
-Lo conocí un día en la muralla de la bahía y lo volví a ver ayer en la gasolinera, es muy guapo y por lo poco que he podido hablar con él parece un chico simpático, puede que sea una estupidez pero creo que puede llegar a gustarme aunque dado que no tengo manera de contactar con él lo veo un poco difícil...
-Bueno nunca se sabe-Noelia se encoge de hombros-esto no es muy grande, ¿cómo se llama?
-Se llama...-Voy a acabar la frase cuando lo veo, saliendo del agua, va con otros tres chicos, su bañador es de color azul turquesa y aunque no pueda verlo desde aquí se de sobra que hace juego con sus ojos celestes, se lleva la mano a la cabeza para apartarse el pelo rubio mojado de la frente, tal y como lo veo es la definición personificada de la palabra "sexy".-Ese es.
Todas las chicas se giran a la vez, y las que no necesitan girarse se alzan sobre los codos para ver por encima de las cabezas, apenas han echado una mirada rápida cuando todas se vuelve a girar.
-Adrián-dice Judith, y antes de que pueda preguntarle nada ella continua hablando-el capullo de mi ex novio.

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Oooh ¡Su ex-novio! Wow, eso no me lo esperaba, no no no :S Bueno, estuvo genial, tenía y tengo la sensación de que se va a quemar por no haberse puesto crema xD
    Un beso, espero el próximo capítulo de la historia que sea, todas me gustan ^^
    Girl
    P.D.: Me alegra que estés de vuelta :D

    ResponderEliminar
  2. :O a nora le gusta el exnovio de la chava que lleva la voz cantante del grupo :/ me suena a problemas xD haha sube pronto el proximo cap(:

    Adios,
    A. J.

    ResponderEliminar
  3. Hola^^ Un blog genial, estaré atenta, muy buenos textos:)Soy escritora, pasate por mi bblog y me dices que te parece: http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/Espero tu critica.Un beso ♥Gracias:)

    ResponderEliminar
  4. WOW, yo también me huelo problemas!!
    LO sabía... sabía que no le iba a ser tan fácil a Nora, xDD. Sube pronto!!

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, sabes de algún actor pelirrojo (guapo, xD) que no haga de ningún Weasley?¿
    LO necesito para un personaje...

    gracísimas!!

    ResponderEliminar
  6. FAN-TAS-TI-CO como todos tus relatos suertee que has empezado a subi otra vez!! esperamos con impaciencia tuu correo!!!^^ besos y sonrisas!! :))

    ResponderEliminar
  7. Aunque me esperaba que fuese el mismisimo novio o el que le gusta jajaja!

    ResponderEliminar