Cambiar el mundo-¡Por fin de vuelta!

Hola mis auras, despues de casi un mes sin publicar absolutamente nada (por examenes) os dejo un pequeño relato llamado "Cambiar el Mundo" espero que os guste y mañana subire sin falta un capitulo de A Dos Pasos del Infierno o Secretos a Gritos, lo que me pidais vosotras.
¡Buen Karma!

P.D: Recordad pasaros por El Club de Fans de ADPI


Cambiar el mundo

Él está sentado en un banco en pleno centro de la ciudad y mira a la gente pasar, hace un día fantástico, el sol brilla en lo alto dando calor a los altos edificios, aunque una suave y refrescante brisa los salva de la sensación de bochorno.
Una mujer se para cerca del banco donde él está sentado de su mano sale una pequeña cuerda roja que desemboca alrededor del cuello de un pequeño y peludo perro, éste se sienta y a los pocos segundos se vuelve a levantar, su dueña le aplaude y felicita a su mascota para acto seguido seguir su camino, dejando un pequeño regalo al pie de un indefenso árbol.
Él sigue mirando, examinando a la gente con la mirada una chica con una gran melena rubia y de piernas kilométricas pasa por su lado, lo mira con sus deslumbrantes ojos azules y le dedica una sonrisa provocadora, cuando ha pasado de largo él niega con la cabeza, ella tiene novio, y él lo sabe, no la conoce, no sabe como se llama, pero lo sabe.
Vuelve a centrarse en la calle, sabe que falta poco, solo algunos minutos más, pero tiene que seguir esperando, no sabe que hará para acercarse. ya se le ocurrirá algo, mientras tanto un coche llama su atención, la máquina ha estado a punto de llevarse a un muchacho por delante, el se fija en el suceso, el conductor del coche baja la ventanilla, parece que va a disculparse cuando de su boca salen unas palabras que no se parecen en nada a una disculpa, acto seguido, el joven le enseña su bonito dedo corazón y le sonríe.
Él suspira, se va a volver loco, al principio que lugar le había fascinado, ya lo había visto antes pero no era lo mismo estar ahí abajo, mezclado con la gente, con los pies sobre el suelo, pero después las cosas empezaron a cambiar, si hubiera sido por él se habría ido de allí, pero no podía, tenía que quedarse, era cuestión de vida…o muerte.
Mientras piensa en eso la ve, sale del edificio donde trabaja y cruza la calle, lleva el pelo castaño suelto sobre los hombros, la americana azul marino le resalta la figura y los zapatos de tacón la hacen más esbelta de lo que ya es. Él piensa en levantarse, pero no lo hace, es mejor esperar, a ver que pasa, ella se sube a la acera y camina, sonriente y con paso firme y decidido, pero entonces el regalo del perro peludo se interpone en su camino, en cuanto ella lo nota bajo la suela de su zapato azul cierra los ojos y estira los brazos, después con cuidado levanta el pie y echa un vistazo, sabiendo lo que se va a encontrar debajo. En cuanto sus sospechas se ven confirmadas hace una mueca y se sienta en el banco.
Él se tensa en cuanto el brazo de ella roza el suyo, no puede evitarlo, la chica examina su zapato y rebusca en su pequeño bolso, viendo ya su solución él se levanta, se pone delante de ella y clava una rodilla en el suelo al tiempo que saca un pañuelo blanco del bolsillo de su chaqueta.
-Deja que te ayude.-Dice, intentando aparentar tranquilidad.
-Oh, muchísimas gracias, pero de verdad no hace falta.-Dice ella intentando detenerle.-Solo tengo que encontrar un pañuelo de papel y…
-Insisto.-Dice él, sonriendo.
-Bueno, está bien.-Acepta ella mientras él empieza a limpiar el sucio zapato.
Durante unos instantes se hace silencio, la gente pasa cerca de los jóvenes y sonríe, parece que el proyecto fusiona.
-Ya no se ven hombres que usen pañuelos de tela.-Señala ella.
-Si bueno, aunque este ya está para el arrastre.-Contesta él acabando de limpiar la última mancha y tirando el pañuelo, ahora marrón, a la basura situada al lado del banco.-Esto ya está.
-Muchísimas gracias.-Dice la chica mirando su zapato limpio.
-No hay de que.-Sonríe.
-Soy Alma.-La joven extiende una mano hacia él mientras sonríe.-¿Y tú?
-Puedes llamarme Eros.
Él alarga también la mano y estrecha la de ella, y cuando el contacto se produce se hace el silencio, la pareja se mira a los ojos, embrujados por algo totalmente ajeno a ellos. Hasta que Alma habla.
-Que nombre tan extraños.-Las manos se separan.
-Soy alguien extraño.-Contesta él.
-Ya veo.-Alma sonríe, y sus ojos verdes resplandecen.
Se hace el silencio de nuevo, ambos se miran a los ojos, incapaces de hacer otra cosa, ella sabe que debería irse, que solo tiene una hora para comer antes de volver a entrar al trabajo, pero también sabe que no puede despedirse de ese aún desconocido tan pronto.
-¿Te apetecería comer conmigo, en mi casa?-Pregunta Alma.
-Creía que no me lo pedirías.-Responde Eros, mostrándole su más amable sonrisa.
Ambos se levantan y caminan por la calle, muy juntos.

Han pasado un par de horas, las sábanas están revueltas y hay ropa esparcida por toda la habitación, el cuerpo de Eros está tendido sobre el colchón, junto al de Alma, quien dibuja círculos invisibles en el brazo del chico.
-No me puedo creer lo que acaba de pasar.-Dice la chica.
-Yo si.-Contesta él.-Todo forma parte del proyecto.
-¿Proyecto?-Pregunta ella.-¿Qué proyecto?
-El tuyo.
-¿Qué?
Alma se incorpora y el chico hace lo mismo. Él suspira. no quiere destaparlo todo tan pronto, pero presiente que no le queda tiempo.
-No soy un simple joven que has conocido en una calle cualquiera. No me llamo Eros.-Alma frunce el ceño, está empezando a asustarse.-En realidad no tengo nombre, sí, me han puesto muchos durante la historia, pero donde yo vivo no tenemos nombre.
-A ver si lo entiendo.-Dice Alma.-No tienes nombre y no eres un simple joven, entonces, ¿quien eres?
-Unos me llaman mensajero del amor, otros el bebé del mazo, todo depende...
-Espera- Le corta Alma, no se puede creer lo que va a decir, se siente estúpida.-¿Me estás diciendo que eres Cupido?
-Sí, la mayoría me llaman así.
Alma se levanta, y se lleva las manos a la cabeza, se empieza a vestir, se frota los ojos y después se presiona la frente.
-Estás loco.-Dice.-Eso o tienes un grave problema.
-El mundo se muere, Alma.-La chica se calma y observa al chico rubio de ojos azules que asegura ser un personaje mitológico y que está sentado en su cama.-Yo me muero.
Algo se despierta en el interior de la chica, no sabe lo que es, pero de pronto le cree, siente la necesidad de creerle, y la mirada apenada de ese Cupido esta haciendo que su corazón se parta en pequeños trozos.
-Pero, ¿por que?
-El mundo se queda sin amor, la gente se pelea, los maridos matan a sus esposas, las madres pegan a sus niños, o los adolescentes maltratan a sus padres, lo que antes era amor ahora se a transformado en odio. Vuestra sociedad se consume poco a poco por la envidia y los celos, una sociedad basada en el dinero que pisa todo lo que encuentra a su paso con tal de obtenerlo. Tu mundo se queda sin amor. Y si el amor muere, yo también.
A Alma se le encoge el corazón cuando lo oye, se sienta al lado del chico al que ha llamado Eros y le coge la mano, la estrecha con fuerza.
-¿Y dónde entro yo en todo esto?-Eros levanta la cabeza y sonríe.
-Tú, tú eres capaz de amar a un desconocido, hasta el hombre más vil es capaz de recibir tu sonrisa. Tu jefe es un impresentable, y toda tu oficina lo sabe, sin embargo, cuando lo piensas te compadeces de él, y te sientes mal por que todo el mundo habla mal de él. 
Alma se sonroja, no sabe como él tiene conocimiento de todo eso, pero tampoco quiere saberlo.
-El caso es que-continúa Eros- derrochas amor, Alma, eres la personificación de la bondad, ya casi no quedan personas así en el mundo, personas capaces de ver y potenciar la bondad que todo el mundo esconde, y el mundo necesita a más personas así.
Eros se acerca más a Alma y coloca su mano sobre el vientre de ella, con cuidado.
-Y debe haber más personas así, si no las hay, el mundo está perdido, yo estoy perdido.
-Entones, te estás…¿muriendo?
-Sí, si Alma, me estoy muriendo. Pero tu puedes salvarme.-Alma se sobresalta.
-¿Yo?¿Cómo?
-Enseñando a la gente a ser como tú.
-Pero yo no puedo hacer eso.
Eros sonríe.
-Claro que puedes.-Ambos se miran, hasta que Eros se levanta y empieza a vestirse.-Ahora debo irme.
-¿Tan pronto?
-Me están esperando.-Alma no entiende nada, no es capaz de moverse, está conmocionada. Eros se acerca y se inclina sobre ella, puede notar su aliento cálido sobre las mejillas, después nota sus labios, frescos y pasionales sobre los suyos y cierra los ojos, cuando los vuelve a abrir él ya no está, la habitación está vacía y la puerta del balcón que hace unos segundos estaba cerrada deja entrar libre la brisa de la tarde.

Ya han pasado varios meses, Alma está sentada en el mismo banco en el que se conocieron y observa a la gente, todo el mundo la saluda y le sonríe, todos la conocen. Una mujer se para a su lado, la saluda también, lleva a un perro pequeño y peludo sujeto con una correa, el perro se sienta y hace sus necesidades, acto seguido, la mujer saca un pequeña bolsa negra y recoge el regalito que el  perro tenía pensado hacer al asfalto. Su dueña se acerca a la papelera y tira la bolsa para después despedirse de Alma.
La chica sonríe satisfecha, hace un día precioso, como el día en el que lo conoció. Se lleva la mano a su vientre hinchado, le faltan pocas semanas, es un niño. Va a ponerle Ángel, en honor a su padre.

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Hola Lau, cuanto tiempo!!
    Que lindo el relato, me gusto mucho, derrocha amor tranquilo por todas partes jejeje.
    Que bueno es tenerte por aquí otra vez.
    En fin, no tengo mucho tiempo, solo espero que pronto nos dejes otro pedacito de tus historias y que te haya ido muy bien en esos examenes.
    Cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Holaa!!
    El relato no me lo puedo leer estoy en el insti xDD esta tarde me paso y te digo;) en cuanto al cap. ¡De las dos! esque me gustan ambas=)

    ResponderEliminar
  3. ¡a dos pasos del infierno,qe nos tienes a todas super intrigadas!hola lau,es genial tenerte de vuelta otra vez xD.tienes concurso y premio en mi blog.¿participas en el concurso,y pones el premio en tu blog,por favor?¡gracias!

    ResponderEliminar
  4. Precioso Lau, como siempre. y EJEM EJEM si no llega a ser porque tenias examenes te cuelgO!!!!! como puedes dejarnos tanto tiempo sin leer nada tuyo??? ehh??? Bueno... ¡¡Bienvenida de nuevo!!
    Espero proximos capis!!! i historiascomo esta^^!!!
    ¡Nos leemos!
    bss

    ResponderEliminar
  5. Me lo leí a WoW, Me encanta, es perfecto=)

    ResponderEliminar
  6. laura, esto es genial y tal, pero ahora que hemos acabado los examenes (si, hemos), podrias tambien colgar SAG, no?
    y si, te tendra que parecer bien si o si, porque sinos esas muuuuuuuuuuerta! (te recuerdo que tan solo me hace falta dar un par de pasos en clase y ya te tengo a mi alcance jajaja)
    bueno, pues eso lauroncia, que como literata en potencia te toca hacer lo que me de la gana mi :)!
    love u my little english girl(L)
    pd: la cuenta atras comienza en 3, 2, 1... tienes 24 horas a partir de ahora!

    ResponderEliminar
  7. I don’t bookmark sites but i will bookmark this! LOL!

    online pharmacy

    ResponderEliminar